¿Vivimos en una sociedad que odia a las mujeres?

El tratamiento del feminicidio en los medios de comunicación refleja la misoginia. ¿Vivimos en una sociedad que odia a las mujeres y desvaloriza lo femenino?, cuestiona Nelly Lucero Lara Chávez, doctora en Ciencias Políticas y Sociales por la UNAM.

Para la especialista en temas de género, a nivel mediático existe legislación que determina que las mujeres no tendrían que representarse de forma estereotipada y mucho menos cuando han sido violentadas, “hasta ahora hay muy poca voluntad política para que esto se lleve de facto”.

Refirió que la estructura de los medios de comunicación no está considerando los elementos necesarios para erradicar estas formas de representación violenta de las mujeres que, aseguró, sin duda es muy rentable para los medios.

Para erradicar estas formas de violencia es indispensable que el discurso mediático se transforme, la conformación masculinizada de los medios de comunicación permite advertir que sigue permeando una forma violentada en que se representa a las mujeres, lo cual, no ayuda a erradicar esta forma de violencia. “La violencia forma parte de una construcción social y cultural, la cual leída o interpretada desde otros elementos, puede ser desarticulada para dar paso a propuestas donde las mujeres no sean las sujetas sobre las cuales recae la eterna violencia de género”.

Para que el contenido mediático patriarcal pueda ser erradicado, la conciencia de género (de parte de todo el personal que labora en un medio de comunicación) es fundamental para que el discurso se transforme. Recordó que el país ya cuenta con legislación pertinente para dar los primeros pasos pero es importante que a nivel cultural y de la práctica puedan ser ejecutadas.

Añadió que los medios de comunicación sí tienen una responsabilidad social al ser portavoces de las formas  con las cuales se significa y se configura nuestro mundo a nivel de comprensión para erradicar la violencia de género.

*Fuente del texto: UNAM Global bit.ly/2Pia9J5*

**Foto en portada: cortesía BTU**