Violencia, factor para que la economía crezca sólo 1.23 por ciento en 2019

La violencia derivada de la inseguridad y falta de un estado de derecho pleno en México, es una de las pesadillas que aterrorizan cotidianamente a la población; también, variable determinante para que la economía difícilmente crezca en 2019 más allá de 1.23 por ciento en promedio.

A pesar de los dichos optimistas del presidente Andrés Manuel López Obrador, en el sentido de que la economía mexicana va “requetebién” y que podría desarrollarse anualmente en escalas de 4 por ciento, la realidad muestra exactamente lo contrario.

Para  Eduardo Loría, coordinador del Centro de Modelística y Pronósticos Económicos (CEMPE) de la Facultad de Economía (FE) de la UNAM, la violencia, medida por las tasas de homicidios y secuestros, ha deprimido la inversión extranjera directa (IED) y el producto interno bruto (PIB) de nuestro país.

El experto universitario destacó el alto costo de la criminalidad en México, al señalar que nuestro país es el segundo menos pacífico de América Latina. Desde 2017 ha perdido 48 lugares en el índice global de paz. En 2016, el costo de la inseguridad fue de alrededor de 1.1 por ciento del PIB, según la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (ENVIPE) 2017”.

Loría afirmó que factores como la estabilidad política y social, o la criminalidad, influyen en el entorno de negocios, y los delitos de alto impacto envían señales que desincentivan a los inversionistas y a los mercados internacionales.

“Ante el aumento de la criminalidad, la inversión extranjera directa con nuevas inversiones (IEDNI) ha caído tendencialmente entre 1997 (71 por ciento) y 2017 (38 por ciento), mientras que la inversión extranjera directa con reinversiones (IEDR) ha aumentado (de 16.7 por ciento en 1997 a 32.5 por ciento en 2017), “probablemente porque sale más caro cerrar y salir del país que absorber el costo de la criminalidad”, expuso el experto.

Asimismo, Eduardo Loría explicó que “la guerra” contra el narcotráfico desató los niveles de criminalidad en todas sus formas desde 2006, y ha llegado a niveles históricos en 2018 y en lo que va de 2019; sin embargo, es en el 2000 cuando inicia el estancamiento de la IED en términos nominales y caída proporcional del PIB.

*Nota del Editor: Foto: BTU*