Un Tlatoani de verdad. (Imagen del Día).