El trabajo desde casa, una modalidad irreversible en las organizaciones

La organización de los procesos de trabajo era realizada en la modalidad en línea previo a la pandemia del COVID-19, pero se ha intensificado por causa de esta enfermedad, requiriendo habilidades nuevas en este desempeño, destacó la doctora Sandra Alejandra Carrillo Andrés, investigadora del Departamento de Administración de la Unidad Azcapotzalco de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

Aun cuando era una tendencia, el establecimiento de estrategias diversas de innovación será permanente e irreversible para responder a la contingencia con seguridad y encontrar soluciones inmediatas, precisó.

En el Seminario virtual: Retos de la gestión y las organizaciones en la era posCOVID-19, el doctor Antonio Barba Álvarez señaló que la educación a distancia ha existido desde hace décadas, pero ahora la emergencia sanitaria “ha obligado a la mayoría de las instituciones públicas de educación superior a acelerar la incorporación” de este modelo.

En un contexto político que ejerce presión sistemática sobre las universidades no privadas para ampliar su cobertura, parte de la solución puede ser la enseñanza remota y el despliegue de la innovación en la docencia, advirtió el académico del Departamento de Economía de la Unidad Iztapalapa.

La crisis de salud ha orillado a gran parte de empresas a adoptar tecnologías de la información y la comunicación, aplicándolas, pero las variables contingentes de la organización enfocan su atención en el aspecto económico, más no en el social y excluyen los cambios contextuales causados por la naturaleza, que comprenden la presencia de un virus mortal y sus efectos emocionales.

Las compañías respondieron de muchas maneras al COVID-19 y las que tenían estructuras efectivas para adoptar la tecnología pudieron afrontar la situación, sin embargo, han tenido que lidiar con el nivel de alfabetización digital de sus empleados, pues esta forma de trabajo atiende sólo a los profesionales, apuntó Nancy Fabiola Martínez Cervantes, profesora del Departamento de Administración de la Unidad Azcapotzalco.

El reto mayor es entender cómo van a transitar en esta situación emergente, en tanto que la responsabilidad de las escuelas de nivel superior es comprender lo que están viviendo las asociaciones para que los alumnos de las licenciaturas en Administración puedan ser copartícipes de esa construcción.

Martínez Cervantes destacó que el desempeño laboral en el hogar permanece vinculado a las mujeres, lo que implica tareas que se suman al cuidado de los hijos y apoyo a éstos en la educación remota como instructoras tecnológicas, en un ambiente en el que la violencia de género se ha acrecentado durante el confinamiento.

El doctor Alfredo Garibay Suárez, investigador del Departamento de Administración, apuntó que en la medida en que se logre establecer de manera estratégica la apropiación de la gestión tecnológica se alcanzará la adaptación necesaria para el funcionamiento de la corporación de cara a la nueva realidad, aunque, las micro, pequeñas y medianas empresas no están cimentadas para ello.

El doctor Oscar Lozano Carrillo, rector de la Unidad Azcapotzalco, comentó que con la pandemia se han perdido más de 12 millones de empleos en el país o están en suspensión; hay más de diez mil microempresas que han desaparecido, de acuerdo con datos del Instituto Mexicano del Seguro Social; el comercio informal está en dificultades y se ha trasladado parte de los costos fijos de las compañías al hogar de los empleados.

En las condiciones de aislamiento es posible que se instale un nuevo paradigma de relación laboral en el que la intensificación del trabajo sea absorbida por el asalariado, por lo que las casas de estudio deben jugar un papel importante en la reflexión y la propuesta de soluciones de alcance nacional, con la premisa de dar al ser humano su carácter central en la sociedad, logrando equilibrios y aprovechando esta crisis para buscar opciones de cooperativismo y economía social solidaria.

El Seminario virtual fue convocado por el Área de Investigación Análisis y Gestión de las Organizaciones, del Departamento de Administración de la Unidad Azcapotzalco de la UAM, con la participación de especialistas de esta casa de estudios y de las universidades Nacional Autónoma de México y Pedagógica Nacional.

*Fuente del texto: UAM*

**Foto en portada: especial Internet**