Será legal uso medicinal de la marihuana; Senado da luz verde

El Senado de la República aprobó este martes el uso medicinal de la marihuana. Asimismo,  eliminó a la nabilona y al cáñamo de la lista de las sustancias que se consideran como un problema grave para la salud pública.

La aprobación del proyecto aprobado por el Pleno senatorial, faculta a la Secretaría de Salud a diseñar y ejecutar políticas públicas que regulen el uso medicinal de los derivados farmacológicos de la cannabis sativa, índica y americana o marihuana, entre los que se encuentra el tetrahidrocannabinol (THC), sus isómeros y variantes estereoquímicas, así como normar la investigación y producción nacional de los mismos.

También considera pertinente que la Secretaría de Salud sea quien otorgue las autorizaciones para importar estupefacientes, substancias psicotrópicas, productos o preparados, incluyendo los derivados farmacológicos de la cannabis, entre los que se encuentra el THC, sus isómeros y variantes estereoquímicas.

Cuando la siembra, cultivo o cosecha de plantas de marihuana se lleven a cabo con fines médicos y científicos, en los términos y condiciones de la autorización, que para tal efecto emita el Ejecutivo Federal, no será punible, precisa el dictamen avalado por la Cámara alta que aún deberá transitar por la Cámara de Diputados.

Sin embargo, dicho documento no aborda el tema relacionado con la dosis máxima de cannabis para consumo personal, ya que este asunto –se indica- se analizará, discutirá y dictaminará cuando lo consideren las comisiones dictaminadoras.

“Con la aprobación de este dictamen se da un paso histórico, firme y profundo que abrirá la puerta para resolver una urgencia médica que aqueja a los mexicanos que no pueden acceder a medicamentos derivados de la cannabis”, considera la senadora del PRI, Cristina Díaz Salazar, presidenta de la Comisión de Gobernación.

Para Angélica de la Peña Gómez, legisladora perredista y presidenta de la Comisión de Derechos Humanos en el Senado, existe el consenso de “hacer algo distinto en la política de drogas”, pues el régimen prohibicionista “ha generado altos niveles de violencia, más de cien mil muertos y la violación sistemática de derechos humanos”.

En tanto que Roberto Gil Zuarth, del Grupo Parlamentario del PAN, y ex presidente del Senado, señaló que el mercado negro de la marihuana representa 40 por ciento de los ingresos del crimen organizado; sin embargo, la legalización no va a desaparecer la violencia en el país, pero sí reducirá sensiblemente sus ganancias.