Revire para viernes 06 de enero de 2017

Al más puro estilo de los políticos en nuestro país, el presidente Enrique Peña Nieto se justificó de manera lastimosa por los aumentos a los combustibles y repartió culpa a los gobiernos anteriores –los panistas claro-. Fundamentalmente dijo que el ‘gasolinazo’ “se trata de un aumento que viene del exterior”. Es decir, entonces debemos aceptar ingenuamente que el mandatario y su equipo de trabajo nada tuvieron que ver en la brutal alza a las gasolinas y el diésel. Ante ello, debemos recordar que cuando el precio del petróleo se desplomó, el costo de la Magna y Premium no bajó, así que la teoría presidencial resulta inviable. Nadie cree la explicación del Ejecutivo federal, sobre todo porque seguimos viendo los excesos y abusos de la clase política con inmerecidos sueldos estratosféricos, ofensivos aguinaldos, inmorales bonos secretos, y toda clase de prerrogativas que ofenden a los mexicanos. Por eso la incredulidad.  

Add This: