Revire para 10 de octubre de 2016

Ante la falta de argumentos convincentes  y particularmente a la ausencia de resultados en materia de seguridad, el PRI, en voz de su dirigente, Enrique Ochoa Reza –sí, el mismo de la millonaria jubilación en la CFE- pretende defender la ineficacia del gobierno federal afirmando que ello es herencia de las administraciones del PAN. Y tiene razón el amigo del presidente Enrique Peña Nieto, los panistas patearon el avispero de la violencia y exacerbaron al llamado crimen organizado. Sin embargo, los priistas no pueden intentar escudarse ridículamente en ese argumento. Llevan cuatro años en el poder y no hay una mejora sustancial para revertir la sangrienta ola de inseguridad que azota a los mexicanos. Los recursos dedicados a la estrategia anticrimen son cuantiosos y no han logrado los objetivos que demanda la sociedad. Así que, señor Ochoa, mejor afinen la táctica y dejen de echarse la bolita.

Add This: