Revire del 31 de mayo de 2022

Lo que sucede con Andrés Manuel López Obrador es como un gigantesco globo que se llenó con 30 millones de votantes. A medida que le tocó ejercer el poder y tomó decisiones equívocas, muchos de esos sufragios empezaron a volar. La popularidad con la que llegó a la Presidencia se va quedando en el camino. La obcecación del tabasqueño lo ha llevado a cometer infinidad de pifias. La cancelación del nuevo aeropuerto en Texcoco; terminar con los refugios para mujeres; el desdén por las mujeres; sostener en el puesto a funcionarios nefastos e incompetentes, como Hugo López-Gatell o el fiscal Alejandro Gertz Manero, por mencionar sólo algunos. También, hacerse de la vista gorda en los casos de “comportamientos extraños” de sus familiares: Pio y Martín, hermanos del mandatario, incluso de su primogénito. Así que no extraña que Ricardo Monreal lo contradiga o el papá del “Checo” Pérez defienda al "enemigo" Felipe Calderón.

Add This: