Revire del 31 de enero de 2019

La impunidad no sólo alienta la reincidencia de las conductas delictivas, sino que sirve como ejemplo para otros transgresores en potencia. Así empezó el huachicoleo en México, también fue el inicio de los cárteles de la droga, de las extorsiones, de los secuestros y de las fechorías de gobernadores y funcionarios, entre otros ilícitos. Por eso no es correcto que se amnistíe a los criminales ni a tanto pillo de cuello blanco que anda suelto disfrutando los beneficios de saquear los recursos públicos. En el país urge restablecer el estado de derecho, que por estas fechas luce completamente anémico. Un gobierno que no aplica la ley empieza a debilitarse a sí mismo. Por lo tanto, no hay excusa válida para eludir esa responsabilidad. Las leyes son para aplicarse y punto. Evadir la investigación a sujetos como el líder de los trabajadores petroleros, Carlos Romero Deschamps, es negligencia pura.

Add This: