Revire del 31 de agosto de 2018

Literalmente en Guanajuato la vida no vale nada. La barbarie se apoderó del estado. Los diferentes grupos del crimen organizado ya hicieron suyo ese territorio. Este jueves un comando ejecutó en Cortazar, al regidor electo y líder municipal del PRD, Agustín Banda Olivares y dejó herido al diputado federal suplente, Ramiro Zaragoza Ramírez. Previamente, en las 36 horas recientes, medios de comunicación contabilizaron 27 asesinatos en 12 municipios de la entidad. De esta manera, cada vez son más las zonas de la República, dominadas por la delincuencia. Igualmente queda exhibida la incapacidad del gobierno para enfrentar a tan peligrosos grupos. Mientras la sociedad guanajuatense vive en el constante temor, las excusas oficiales no hacen sino exacerbar la indignación popular. Guanajuato se agregó a Guerrero, Tamaulipas, Chihuahua, el Estado de México, Nuevo León y Quintana Roo, entre otros estados, donde impone su ley el narco.   

Add This: