Revire del 30 de septiembre de 2021

Fiel a su costumbre, el presidente Andrés Manuel López Obrador descalificó el movimiento feminista que salió a las calles este martes en la Ciudad de México y diversas ciudades de la República para demandar el derecho al aborto y también exigir el cese a la violencia de género. En vano intento por minimizarlo, puso en duda la autenticidad y arremetió en contra de las participantes desde el púlpito palaciego pues consideró que son conservadoras, que sólo persiguen afectar a su gobierno. AMLO no ha querido ver ni oír a las mujeres en sus justificadas demandas, en particular a lo referente a las peticiones de seguridad. Durante la gestión del tabasqueño se han cometido la mayor cantidad de feminicidios desde que se tienen registros: 946 en 2019 y la misma cantidad en 2020. La barbarie en contra de las mujeres es vergonzosa, pero la pasividad y desinterés gubernamental lo es aún más.

Add This: