Revire del 30 de octubre de 2018

Tras el “error de octubre” llegaron las consecuencias negativas. El dólar se disparó hasta 20.35 pesos, la Bolsa Mexicana de Valores operó con pérdida y Moody’s bajó la calificación de los bonos para el nuevo aeropuerto. Un presidente que aún no asume formalmente el poder, causó todos esos estropicios y lo peor es que está convencido de que su decisión es correcta. La cancelación de la terminal aérea en Texcoco es, en definitiva, un yerro monumental. La pérdida por anular el megaproyecto se calcula en más de 100 mil millones de pesos. Esto en lo que respecta a lo estrictamente material. En lo intangible, pero quizás más dañino, está el desprestigio de México y la nula seguridad que los inversionistas vislumbran en el próximo sexenio. Por lo pronto, la American Chambers también exigió al futuro mandatario mayor seriedad y respeto pleno al Estado de derecho, así como garantia para las inversiones.    

Add This: