Revire del 30 de noviembre de 2021

Fiel a su costumbre cuando algo no le gusta, el presidente López Obrador estalló este lunes en contra del semanario Proceso y la periodista Carmen Aristegui por un reportaje donde se cuestiona severamente el programa clientelar Sembrando Vida debido a un supuesto impulso en Tabasco que presuntamente beneficiaría a los hijos del mandatario y a su fábrica de chocolates denominada “Rocío”. López Obrador negó lo señalado en el reportaje y acusó a Aristegui y Proceso de no hacer un periodismo en favor del pueblo. Ahora sucede que una de sus defensoras a ultranza, es una conservadora porque escribe en el Reforma. Asimismo, puso en entredicho que la señora Aristegui sea una periodista de vanguardia, dijo que él tiene otros datos. AMLO tardó tres años en renegar y tundir a la comunicadora. Bastó un reportaje “incómodo” para que rompiera con ella. Está visto que el tabasqueño no duda en denostar incluso a sus aplaudidores.

Add This: