Revire del 30 de junio de 2022

Entre la clase política de México es posible encontrar todo tipo de individuos. Aunque parezca increíble se pueden hallar políticos serios y honestos. Pero son casos excepcionales. La mayoría sólo busca afanosamente el poder por el poder mismo para beneficiarse económicamente sin importar la forma. Hay una vastedad de ellos que lo comprueba. Es un modus vivendi que inicia desde la parte más alta de la pirámide y desciende a niveles inferiores. Si a esto le agregamos los desvaríos en que incurren las “figuras” dedicadas a la actividad política, entenderemos comportamientos que rayan en la locura. Como la propuesta del dirigente nacional del alicaído PRI, Alejandro Moreno, para armar a los ciudadanos y que estos puedan defenderse de los delincuentes. Un extravío que sólo confirma la desesperación que padece el campechano ante la posibilidad de ser echado de la dirigencia por los muy pobres resultados electorales.

Add This: