Revire del 30 de junio de 2021

El subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, es un cadáver putrefacto en el equipaje del presidente López Obrador. La obcecación del mandatario por sostener artificialmente al inepto y petulante funcionario que no es capaz de acertar en uno solo de sus pronósticos, es un gigantesco pasivo por el cual más temprano que tarde pagará una factura demasiado elevada. La sociedad, quedó demostrado el pasado 6 de junio, no está dispuesta a recibir más agravios de un abyecto lambiscón que miente y ofende a la ciudadanía. El repudio que se ha ganado no es gratuito. Solo su fanfarronería es mayor que la gigantesca incapacidad que se afana en presumir a todo mundo. El “escenario catastrófico” de 60 mil muertes por covid-19 que se atrevió a predecir, hoy prácticamente se ha cuadruplicado al sumar este martes 233 mil fallecimientos. AMLO debe deshacerse inmediatamente de esa rémora antes que le siga ocasionando más daños.

Add This: