Revire del 29 de junio del 2021

Hugo López-Gatell, subsecretario de Salud en México y encargado de la campaña anticovid-19, urge de ayuda profesional, especialmente de un psiquiatra. El extravío que ha mostrado una y otra vez como funcionario es alarmante y peligroso. En febrero del 2020 dijo que el SARS-CoV-2 era menos virulento que la influenza. Semanas después afirmó: “los cubrebocas dan una falsa sensación de seguridad”. Y en el colmo del servilismo, no dudo en responder ante los reporteros: “la fuerza del presidente es moral, no de contagio”. De ese tamaño son los disparates del abyecto adulador.  Pero este domingo, en una entrevista televisiva a modo, la infinita miseria del mediocre López-Gatell terminó de emerger a plenitud. En una más de sus muchas alucinaciones, señaló que la narrativa del desabasto de los medicamentos para niños con cáncer está relacionada con una especie de “golpe de Estado”. Sí, urge que le practiquen también un minucioso examen antidoping.

Add This: