Revire del 27 de octubre de 2021

Uno de los absurdos caprichos sexenales, la construcción del Tren Maya, proyecto objetado por diversos sectores sociales, se ha encarecido 43%, al pasar de 140 mil millones de pesos a casi 200 mil, reconoció este lunes el director del Fonatur ante la Comisión de Comunicaciones y Transportes del Senado. Considerada una de las obras faraónicas del gobierno obradorista, es señalada de causar devastación ecológica. A causa de esto, se han interpuesto 25 amparos para frenar su construcción, admitió el titular del Fondo Nacional de Fomento al Turismo ante los senadores. Bajo el argumento de que el Tren llevará progreso al sureste mexicano, el presidente ignora las voces ciudadanas que exigen frenar la obra por el daño ambiental que está provocando, además de cuestionamientos a su viabilidad. Pero el tabasqueño, al más puro estilo de los presidentes priistas (partido donde se formó), ni ve, ni escucha. 

Add This: