Revire del 27 de junio de 2016

‘Queremos cambiar a México con la no violencia, la razón y el entendimiento’. Seguro que todos estamos de acuerdo con ello y apoyamos la idea. El deseo fue expresado ayer por Andrés Manuel López Obrador en el mitin que organizó en la Ciudad de México. La mesura del tabasqueño sorprende a propios y extraños pues en no pocas ocasiones ha llamado al uso de la violencia; se ha pasado el estado de derecho por donde ha querido afectando a las mayorías, como en Tabasco, con el bloqueo a los pozos petroleros, o el plantón en Paseo de la Reforma, incluso, no se ha detenido para mandar al diablo a las instituciones. ¿Habrá entendido que un discurso cargado de odio no le aporta simpatías a su movimiento y sí mucha animadversión? Ojalá que las palabras de Andrés Manuel no sean pura demagogia y demuestre que, efectivamente, no es un peligro para México.  

Add This: