Revire del 27 de julio de 2022

El aeropuerto Felipe Ángeles, una de las obras insignia del presidente López Obrador, sigue sin mostrar la utilidad que publicitaron durante meses las voces oficiales y sus corifeos en los medios de comunicación. Cuatro meses después de haber sido inaugurado, el AIFA sigue subutilizado. Durante ese tiempo ha movido unos 117 mil pasajeros, el equivalente a los que en un solo día recibe y despacha el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México. Pocos usuarios son los que se atreven a realizar una excursión hasta Santa Lucía, en Zumpango, Estado de México. Prefieren el Benito Juárez capitalino. Aun así, llama la atención el deprimente estado en que se encuentra. El desinterés gubernamental por mantenerlo en buenas condiciones está a la vista y se refleja en los constantes retrasos de los vuelos y la precariedad en las instalaciones. Sólo cuando son exhibidas fallas y errores, las autoridades simulan remediarlas. Como ahora, que cerrarán 5 días una pista.

Add This: