Revire del 27 de abril de 2022

El descaro e indigencia política de Morena en el Senado de la República es muy difícil de igualar. Uno de sus legisladores más radicales, César Cravioto, ofreció este martes, desde la tribuna del recinto senatorial, embajadas a los gobernadores de las seis entidades donde habrá elecciones, si éstos se portan bien. La atractiva oferta ahí queda. Dependerá de cada uno si la toma o la deja. Hay un claro antecedente de que los principios y convicciones políticas de ciertos mandatarios son tan firmes como las trabes de la Línea 12 del Metro. Ahí está el exgobernador priista de Sinaloa, Quirino Ordaz, quien recibió en bandeja de plata la embajada de España. Una muy generosa recompensa por los servicios prestados a Morena durante el pasado proceso electoral donde el PRI sucumbió ante el partido en el poder. Es evidente que finalmente los políticos no pertenecen a partido alguno, sino a sus intere$e$.  

Add This: