Revire del 27 de abril de 2021

Si los ministros de la Suprema Corte no aprueban extender la permanencia de su presidente por dos años más, entonces serán cómplices de corrupción. Es la nueva amenaza de López Obrador al Poder Judicial. Así, los ministros del máximo tribunal en México están obligados, por capricho presidencial, a transgredir la Constitución. De este modo, los virreyes de la SCJN, incluso los colocados ahí por el morenista, están en el dilema de doblegarse definitiva y públicamente a las órdenes del tabasqueño o respetarse a sí mismos y privilegiar el respeto a la Patria y a los 126 millones de ciudadanos. De Arturo Záldivar, nada decoroso se espera, hace tiempo está sometido a los antojos palaciegos. La dichosa autonomía del Poder que encabeza se perdió en el ignominioso camino de los intereses políticos personales. El descrédito lo arrolló por el servilismo hacia el titular del Ejecutivo. Pobre ministro, tan lejos de la ética y tan cerca de Palacio Nacional.

Add This: