Revire del 26 de noviembre del 2021

En la celebración del Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, México tiene nada que festejar. Una historia de terror y sangre es la que penosamente distingue a un país donde la mujer es agredida, privada de la vida y discriminada por el simple hecho de serlo. Sociedad y gobierno son responsables de esa barbarie.  Empero es el Estado el principal responsable por su falta de interés, negligencia, corruptelas y falta de una aplicación de justicia pronta y expedita. En la república mexicana hay datos que señalan la existencia de 10 feminicidios cada día. Son las hojas más negras y abominables de la violencia que ancestralmente padecen las mexicanas. No obstante, la abyecta indiferencia del gobierno obradorista es evidente para proteger y garantizar seguridad a sus ciudadanas. Hoy la misoginia oficial está fuera de sí. Ojalá recuerden que las mexicanas son mayoría y se notará de manera firme en las próximas elecciones.  

Add This: