Revire del 25 de marzo de 2019

Es evidente que algo grave sucede con las señoras legisladoras de Morena. Los derrapones que han exhibido de manera pública en las últimas semanas son verdaderamente reprobables y lastimosos. Eva Galaz, senadora por Coahuila, llamó el viernes pasado “retrasados mentales” a los reporteros que cubren la fuente en la Cámara alta. Mientras que el mismo día, su compañera de bancada, Lucía Trasviña Waldenrath, presidenta  de la Comisión de Seguridad Pública, desde la Tribuna y con un lenguaje de cargador, insultó a integrantes de la oposición: “Sátrapas, ratas, entrelucidos y lurios. Así se los digo y se los sostengo y no les tengo miedo cabrones”. Pero en la sarta de disparates, destacan los de Jesusa Rodríguez, quien en su extravío ha comparado a las mujeres con las vacas, al clítoris con la mariguana, y condenó a los tacos de carnitas por considerarlos un festejo a la caída de Tenochtitlán. Terrible la indigencia en el Congreso.  

Add This: