Revire del 25 de marzo de 2016

Tal como se esperaba, se impuso la voluntad presidencial: Alejandro Murat fue ratificado este sábado por el Tribunal Electoral del Estado de Oaxaca, como el candidato del PRI al gobierno de la entidad. La impugnación por no cumplir con la residencia efectiva mínima de cinco años, fue echada al cesto de la basura por el mencionado Tribunal, con argumentos “cantinflescos” que a nadie convencen. Se comprueba que el poder del Presidente está intacto y puede imponer a quien desee, no importa que para ello ciertos “empleados” del sistema deban utilizar subterfugios que al final socavan aún más la credibilidad de la sociedad en las instituciones. Cuánta razón tiene el laureado Fernando del Paso: “En efecto, México es un país que parece un país en decadencia”.

Add This: