Revire del 25 de febrero de 2021

Mientras que los mal llamados servidores de la nación, un ejército del gobierno morenista, instan a la ciudadanía a escribirle al presidente López Obrador en pleno proceso electoral, otro circense distractor fue disparado desde Palacio Nacional. La FGR solicitó a la Cámara de Diputados el desafuero del gobernador panista de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca. El fiscal Gertz Manero, que se supone autónomo, hace de comparsa en este nuevo show palaciego. Si es un asunto estrictamente judicial, nada tenía que hacer el octogenario funcionario en la mañanera del mandatario. La respuesta es simple: el asunto de Cabeza de Vaca tiene motivaciones político-electoreras. El panista ha sido uno de los gobernadores de la oposición más firmes y contestatarios a la tarea del jefe del Ejecutivo. Al tamaulipeco se le acusa de operaciones con recursos de procedencia ilícita y delincuencia organizada. En tanto, sigue el caos con la vacunación.

Add This: