Revire del 25 de enero de 2019

La filosofía del amor y paz adoptada por el actual gobierno es, de facto, el permiso tácito para vulnerar el ya de por sí socavado estado de derecho. Quienes saquearon al país en sexenios anteriores no serán castigados, lo ha dicho el señor Presidente. Vamos, ni siquiera investigados para no perder tiempo ni recursos en ello. La venganza, lo ha reiterado, no es el “fuerte” de López Obrador. Entonces que sigan delinquiendo, al fin que no pasa nada. Por eso vemos a la perniciosa CNTE bloqueando en siete puntos las vías del ferrocarril en Michoacán. No importa que las pérdidas a causa de ello sean estratosféricas; que se dañe a muchas empresas, que no pueda llegar gasolina a varias entidades. La anarquía es evidente. El mediocre gobernador Silvano Aureoles se pasea en España en lugar de solucionar el asunto. En tanto, el gobierno federal evade su responsabilidad con gracejadas matutinas. 

Add This: