Revire del 23 de noviembre de 2021

El presidente López Obrador ya no disimula, ni siquiera se preocupa en hacerlo, ahora se burla abiertamente de los mexicanos. En otro agravio, el mandatario afirmó este lunes que invitó al subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell a Washington “para reconocerle su trabajo y porque ha resistido todos los embates”. Si el más de medio millón de muertes por covid-19, que tiene a México colocado en el cuarto lugar mundial por esa clase de fallecimientos es motivo para reconocerle al también llamado “doctor muerte”, verdaderamente hay un extravío y perversidad sin límite. Gatell no es digno de reconocimiento alguno, excepto por su ineptitud, negligencia, frivolidad, servilismo y locuacidad, entre otras virtudes. Y no es que haya resistido todos los embates, está ahí por la imposición y terquedad del tabasqueño. De otro modo ya lo habrían echado y presentado ante la justicia para rendir cuentas por tantas muertes. La complicidad ahí queda.

Add This: