Revire del 23 de marzo de 2022

El artículo del Julio Scherer, exconsejero jurídico de la Presidencia, publicado en Proceso este fin de semana, evidencia el nivel de confrontación en las altas esferas de la autollamada cuarta transformación. Scherer Ibarra, a quien el presidente López Obrador considera como su “hermano”, acusó al fiscal Gertz Manero y a la exsecretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, de cómplices para actuar en su contra mediante un modus operandi extorsivo para manchar su nombre. Pero ese es uno de los varios frentes de guerra en el movimiento que pretende ilusoriamente transformar a México. En otra pista, se dan con todo Claudia Sheinbaum y Ricardo Monreal. El pleito trajo como consecuencia la suspensión en el cargo de la alcaldesa de la Cuauhtémoc, Sandra Cuevas. El jefe de ambos ha dejado correr las riñas morenistas y no acierta a frenarlas; da la impresión no querer hacerlo. Por lo pronto, AMLO tomó partido por Gertz y Sheinbaum.   

Add This: