Revire del 23 de junio del 2021

Sólo un día después de que el presidente López Obrador echara de la Secretaría de la Función Pública a Irma Eréndira Sandoval, la organización civil Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad, reveló que la hoy ex funcionaria pagó pruebas rápidas para detectar Covid a un precio 3 veces más caro de lo que cotizaron el IMSS y otras dependencias federales por pruebas de características idénticas. La compra se realizó a una empresa sin empleados y sin experiencia, que tiene su domicilio en la parte superior de una tienda de abarrotes. Así actuaba esa Secretaría durante la gestión de Sandoval. De nada le sirvió su ignominiosa sumisión al jefe del Ejecutivo. Al final de nada le ayudó que se hiciera de la vista gorda en el caso de Manuel Bartlett, por mencionar uno de los temas más vergonzosos para el gobierno obradorista. Tal vez a eso se deba que nadie lamenta dentro del Gabinete, ni fuera de el, la forma nada tersa en que fue despedida.  

Add This: