Revire del 23 de abril de 2019

Se conoció que la Fiscalía General de la República devolvió a Elba Esther Gordillo bienes decomisados por el gobierno peñista en 2013. Ocurrió durante el cambio de la administración federal. Esto exacerbó las suspicacias de un posible pacto entre el régimen obradorista y la maestra. El apoyo de la chiapaneca vía  sus incondicionales a la campaña del tabasqueño fue evidente. En política nada es casualidad. Pese a ello, no deja de llamar la atención el conjunto de “atenciones” hacia la ex lideresa del sindicato de maestros y el empoderamiento que se le ha dado. La arrogancia de sus discursos no es gratuita. Sabe que en este sexenio no la volverán a tocar, por el contrario, tiene la oportunidad de volver por sus fueros. No obstante, si aprendió la lección, Gordillo sabe que no puede enfrentarse al todopoderoso en turno. Y en Palacio Nacional hay un mandamás intolerante, así que nada hay escrito para siempre.

Add This: