Revire del 22 de junio del 2021

No termina de digerir el profundo malestar que le ocasionó la paliza recibida por su partido Morena en la Ciudad de México. Ni siquiera intenta disimularlo porque simplemente no puede hacerlo. De ese tamaño es el impacto anímico en el presidente López Obrador. No deja de hablar de la clase media, esa a la que calificó a priori de “aspiracionista y sin escrúpulos morales”. Pero como dice una cosa, dice otra. Este lunes dijo que sí quiere una clase media, y que quiere sacar de la pobreza a millones de mexicanos para constituir una nueva clase media más humana, más fraterna y más solidaria. Con esta prédica, López Obrador confirma que ignora en absoluto lo que es la clase media en el país. Si algún sector de la población es humano, fraterno y solidario, es precisamente el grupo social al que alude y parece envidiar. La clase media, con su inobjetable esfuerzo, es el motor de esta gran nación. Alguien debe explicárselo con peras y manzanas.

Add This: