Revire del 22 de julio de 2022

En el inmenso océano de males que azotan a México, mucho han colaborado anteriores gobiernos a que se generen; hoy, en especial el actual régimen obradorista. La violencia e inseguridad se desbordaron por la ineficaz e hilarante estrategia de los abrazos para combatirlas. Por ejemplo, las consecuencias de esa farsa palatina se reflejan en los 126,355 homicidios dolosos en lo que va del sexenio. Pero uno de los delitos que más hieren a la sociedad y en especial a las familias afectadas, es el feminicidio. Acto repugnable y cobarde. Un crimen al que las autoridades no dan la importancia requerida. Este jueves se conoció que el pasado junio se registraron 89 feminicidios, la cifra más alta del 2022. No obstante, parece que este muy grave problema no es prioritario para la administración del presidente López Obrador. Únicamente se escuchan burdas excusas, mucha demagogia y ninguna solución.  

Add This: