Revire del 21 de septiembre de 2018

Morena va por todo, no está dispuesto a dejar ni migajas del poder a sus adversarios políticos. Y en ello colabora la sumisión de ciertas instituciones al próximo presidente de México; a varias de ellas de plano les resulta imposible disimular su urgencia por quedar bien con AMLO. Así que no extrañó la revocación del TEPJF de la multa por 197 millones de pesos que le había impuesto el INE al partido morenista. Tampoco sorprende, por lo tanto, que ayer el mismo tribunal ordenara el recuento de votos en la elección a gobernador en Puebla. De este modo, a Martha Erika Alonso, esposa del exgobernador Rafael Moreno Valle, declarada gobernadora electa, le pueden hacer efectivo aquello de que “del plato a la boca…”. En fin, Miguel Barbosa, el candidato de Morena  puede convertirse en el próximo mandatario poblano, gracias al poderío de López Obrador y al abyecto servilismo.   

Add This: