Revire del 21 de mayo del 2021

Sucede que a pesar de la furia presidencial en contra de Francisco Javier García Cabeza de Vaca, gobernador panista de Tamaulipas, y de lanzarle toda la caballería morenista y súbditos en el Poder Judicial, se empieza a caer el garlito orquestado en Palacio Nacional. Ricardo Monreal Ávila, líder de Morena en el Senado y presidente de la Junta de Coordinación Política, sin dilación, cual lacayo legislativo, propuso la aberrante desaparición de poderes en la entidad tamaulipeca. Para esto, el zacatecano, hermano del manoseador David Monreal, necesitaba la realización de un periodo extraordinario, no obstante, la oposición en la Comisión Permanente de la Cámara alta no se prestó al circo que pretendía montar Monreal Ávila y lo batearon. Más allá de si Cabeza de Vaca es culpable o no, el gobierno morenista está haciendo un papelazo y mostrando su peligroso autoritarismo ante la opinión pública. Las consecuencias se verán el 6 de junio.

Add This: