Revire del 21 de julio del 2021

Si los mexicanos creíamos haber visto en el frívolo y locuaz subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, el máximo nivel de servilismo, demagogia e incapacidad, este martes lo superó con creces su jefe, el doctor Jorge Alcocer Varela, titular de Salud federal. El funcionario, que bien puede ser calificado como uno de los varios “floreros” existentes en el gobierno federal, regaló, frente al presidente López Obrador una de las peores declaraciones que servidor público pueda hacer: “Termino con los oncológicos por el interés, válido desde luego, pero exagerado y utilizado con otros fines de alguna parte de la información”. O sea, para Alcocer, el que los padres de familia exijan desde hace meses medicinas para combatir el cáncer de sus hijos, es una exageración. La afirmación no puede sino considerarse una absoluta estupidez. Si hay una pizca de dignidad y sensatez en Jorge Alcocer, debe presentar de inmediato su renuncia, previo examen psicológico.  

Add This: