Revire del 21 de julio de 2022

La frivolidad es una de las características más destacadas en el actual gobierno. Una gigantesca “virtud” que ubica a sus integrantes, salvo contadísimas excepciones, en una administración propia de una nación aldeana. Una frivolidad asida de mucha vulgaridad. Otra muestra de ello se presentó en el sermón mañanero de este miércoles en Palacio Nacional. Cuando en Estados Unidos no están dispuestos a soportar los abusos en materia energética de la administración obradorista  y solicitaron consultas en el marco del T-MEC por las políticas energéticas del gobierno mexicano, el presidente López Obrador toma a chunga la acción de los estadunidenses. Además de asegurar que no va a pasar nada, en un acto irresponsable pidió que pusieron una canción de su paisano “Chico Che”, titulada ‘Uy, qué miedo’. Es el paupérrimo nivel de las relaciones con el principal socio comercial de México y de donde provienen más de 50 mil millones de dólares en remesas al año.

Add This: