Revire del 21 de febrero de 2019

En una semana, el Consejo de la Judicatura destituyó a dos magistrados federales y a un juez de Distrito por corrupción. Este último juzgador, es Anuar González Hemadi, quien en 2017 otorgó un amparo a Diego Cruz, uno de los cuatro jóvenes conocidos popularmente como los “Porkys”, acusados de violar en 2015 a una menor de edad. El CJF determinó que el “impartidor de justicia” actuó “en contra de constancias y errores inexcusables en un caso de pederastia”. En cuanto a los dos magistrados de Campeche, además de las corruptelas en que incurrieron, la Judicatura afirmó que la destitución obedece también a “notoria ineptitud y faltar a su declaración patrimonial y desempeñar su cargo obteniendo beneficios adicionales”. Como se comprueba, la deshonestidad es una constante en la mayoría de quienes integran el desprestigiado Sistema Judicial mexicano. Desde el policía ministerial, pasando por el Ministerio Público, jueces y magistrados.  

Add This: