Revire del 20 de octubre de 2021

Morena y sus aliados en la Cámara de Diputados aprobaron este lunes la miscelánea fiscal 2022. Entre las novedades que incluye el documento, está la obligación de los mayores de 18 años para inscribirse en el Registro Federal de Contribuyentes, aun cuando no realicen actividad laboral alguna. La medida, según los morenistas, servirá “para protegerlos de las empresas fantasma que utilizan información de los jóvenes para simular operaciones”. Nadie, fuera de los alineados con las directrices del gobierno, cree en este infantil pretexto. La percepción general es que el gobierno obradorista quiere contar con los datos de todos los adultos jóvenes para usarlos con fines electorales. Y tal creencia no es para nada descabellada, pues así tendría el control de los futuros votantes. La medida, además de impopular, es autoritaria. Por ello, ha sido calificada como “terrorismo fiscal”. Hasta hoy, no hay argumento convincente que justifique la imposición gubernamental.  

Add This: