Revire del 20 de octubre de 2016

Naucalpan, en el Edomex, es uno de los once municipios de la entidad donde el año pasado se decretó la alerta de género. Gobernada por el panista Édgar Olvera Higuera, la zona está dominada por la delincuencia. No existe día en el que no se cometan asesinatos, robos, asaltos, atracos a cuentahabientes y secuestros. La ineficacia del alcalde azul resulta evidente ante la ola de terror y sangre  que está ahogando a los naucalpenses. No obstante las constantes protestas de la población por el clima de inseguridad en que viven, Olvera Higuera evade dar la cara a los ciudadanos y rehúye cualquier tipo de encuentro. Políticos como éste no deben ocupar ningún cargo público. Sólo llegan a vivir cómodamente del erario mientras los contribuyentes se ven obligados a pagar los altos sueldos de esos funcionarios ineptos e incapaces. De ahí el repudio generalizado a la clase política del sufrido México.

Add This: