Revire del 20 de noviembre de 2018

Amnistía Internacional (AI) y Human Rights Watch (HRW), tundieron el fin de semana al presidente electo. La causa es su repudiado proyecto que contempla crear una guardia nacional militarizada. Ésta la integrarían, a decir del tabasqueño, policías de la Armada, del Ejército y de la Policía Federal quienes dependerían directamente de la Secretaría de la Defensa Nacional. A pesar de las negativas del propio AMLO y de algunos de sus empleados en el Congreso, la intención es evidente. Incluso, HRW señaló que “López Obrador comete un error colosal”. Mientras que AI le recordó que “deberían ser las instituciones civiles las responsables de la seguridad en el país y deben mantener el control de las operaciones”, al tiempo de subrayar: “El nuevo gobierno debería romper el paradigma militar de seguridad”. Por lo visto, el futuro presidente de México estará bajo la lupa durante el proceso, aplicación y desarrollo de su afán “militarizador”.  

Add This: