Revire del 20 de mayo de 2021

Si alguna duda existía acerca de la persecución política ejercida por el gobierno obradorista hacia el gobernador de Tamaulipas, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, se disipó este miércoles cuando la Fiscalía General de la República obtuvo una orden de aprehensión en contra del mandatario tamaulipeco. Sin prejuzgar la culpabilidad o no de Cabeza de Vaca, lo que llama la atención es la virulencia y agilidad con la cual se obtuvo la orden de captura y el congelamiento de sus cuentas bancarias. La obstinación por meter a la cárcel al gobernador panista tiene origen en Palacio Nacional. A Pesar de que diversos constitucionalistas y especialistas en derecho afirman que con la resolución de la Suprema Corte de Justicia el Ejecutivo local conserva el fuero, para el señor presidente y empleados no es así e interpretan la ley a conveniencia. Hoy, García Cabeza de Vaca estaría a punto de pagar la osadía de enfrentar a un irascible López Obrador.  

Add This: