Revire del 19 de octubre de 2018

Las nuevas generaciones de mexicanos quizás no tengan presente que nuestro país llegó a ser un ejemplo de la diplomacia en el mundo. El prestigió lo ganó gracias a la congruencia de ciertos mandatarios que, pese a las presiones de otras naciones, se mantuvieron firmes en la defensa de la soberanía nacional. Cuando fue necesario, no dudaron en recibir a miles de migrantes; así llegaron a la República los españoles que escapaban de la dictadura franquista. También cientos de perseguidos por el dictador Pinochet en Chile. Estos dos casos son una muestra de dignidad que se perdió en los tiempos de Vicente Fox con el vergonzoso “comes y te vas” a Fidel Castro y en la sumisión del presidente Peña Nieto al gobierno estadounidense en el tema de los migrantes centroamericanos. La administración peñista obedece sin chistar las órdenes de Trump para frenar la marcha hondureña. ¿A qué le sabrá el aplauso del peliteñido?

Add This: