Revire del 19 de octubre de 2016

El SAT dio a conocer ayer la “detección” de 450 millones de dólares en la Aduana de Toluca. La cantidad es impresionante. Llama la atención que dentro del vendaval de malas noticias –las que no gustan en Los Pinos-, surja una que necesariamente llama la atención de los medios. Las aduanas del país no gozan de la mejor reputación. La vox pópuli dice que por ellas pasan toda clase de productos ilícitos con la complicidad de algunos funcionarios. Drogas, armas y contrabando tendrían paso libre a cambio de fuertes cantidades de dinero, aseguran los enterados de estos temas. La sociedad mexicana se tornó muy escéptica en cuanto a las acciones del Gobierno, particularmente de aquellas que se difunden con bombo y platillo, como la que aquí describimos o la extradición de Zhenli Ye Gon desde Estados Unidos a suelo azteca. ¿Distractores o intentos desesperados por recuperar credibilidad?      

Add This: