Revire del 19 de mayo del 2021

La figura presidencial mexicana siempre ha estado en la polémica. Los motivos son amplios. Mandatarios que fueron cacheteados por sus amantes de la farándula; otro que mandaba cerrar el viaducto para correr autos deportivos; uno que engañaba a su mujer con una encueratriz, en fin, que la lista es abundante y este espacio resultaría insuficiente para detallarla. Pero la hoy devaluada imagen del presidente de la República, está en su peor momento de credibilidad, seriedad y respeto. Lo curioso es que no obedece a algún lío de faldas, no. Se debe a los yerros, autoritarismo, mentiras, engaños y beligerancia de Andrés Manuel López Obrador. Alguna vez, el hoy mandatario se refirió a Peña Nieto como el “payaso de las cachetadas”, porque según el tabasqueño todos lo ninguneaban; años después, el mote le quedaría al tabasqueño. Le perdieron el respeto, como el panista Diego Fernández de Ceballos que públicamente lo reta y llama “difamador cobarde”.

Add This: