Revire del 19 de mayo de 2016

La falta de trabajo decente amenaza la reducción de la pobreza, advirtió ayer la Organización Internacional del Trabajo (OIT). La institución dependiente de la ONU aborda en su informe de este año,  las  perspectivas mundiales de empleo: el 36% de la población de los países emergentes y en vías de desarrollo vive en la pobreza con menos de 3.10 dólares al día (en México, unos 58 pesos aproximadamente). La OIT alertó por la creciente desigualdad en los ingresos y aunque reconoció la ausencia de inestabilidad social a causa de ello, destacó: “… un nivel muy significativo de desilusión política y de manifestaciones de extremismo”. Para erradicar la pobreza en 2030 el trabajo digno es una condición necesaria y, al mismo tiempo, un objetivo y una herramienta de desarrollo sostenible y exitoso. Ojalá que en el gobierno mexicano no hagan oídos sordos a la generación de empleos decorosos  y bien remunerados.

Add This: