Revire del 19 de julio del 2021

La cuestionada aplicación de la justicia en México no cambió con la llegada del gobierno obradorista. Igual que en administraciones del PRI y PAN, las leyes se aplican de manera discrecional conforme a los intereses políticos y personales de quienes ostentan el poder. Por ejemplo, asi vemos en la cárcel a Rosario Robles cuando, a decir de expertos en derecho, debería llevar su proceso en libertad. Pero los odios palaciegos se imponen y la otrora poderosa exsecretaria en la gestión peñista ahí seguirá en tanto lo determine de esa manera vengativo personaje. Caso contrario, es lo que sucede con Emilio Lozoya, exdirector de Pemex, quien ya acumuló seis denuncias por corrupción, según informó la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda, este domingo. El exfuncionario fue extraditado hace ya un año de España en medio de un espectáculo circense. De manera muy sospechosa, Lozoya Austin no ha pisado la cárcel. Es evidente, hay justicia selectiva.

Add This: