Revire del 18 de enero de 2019

La grotesca simulación para elegir al Fiscal General de la República es un insulto a la inteligencia ciudadana. Muy pronto quedaron descartados por el Congreso la mayoría de los aspirantes. Un circo en el que nadie creyó. Como se esperaba, los tres finalistas de donde saldrá el primer “fiscal carnal” del país son: Bernardo Bátiz Vázquez, Eva Verónica de Gyves y Alejandro Gertz Manero. Pero no habrá sorpresa; el “omnímodo” dedo presidencial señala al octogenario exprocurador del entonces Distrito Federal cuando AMLO fue jefe de Gobierno. Bátiz es muy amigo del hoy presidente de la República, lo cual tiene mucho peso en el tabasqueño, sólo hay que recordar que le dio la dirección de Pemex a otro amigo. Según Bernardo Bátiz, no aceptará consignas de nadie, si es elegido. Esto desde luego es mero formulismo para cubrir las apariencias. El presidente López Obrador tiene un Gabinete bastante dócil.    

Add This: