Revire del 17 de mayo del 2021

Cuando faltan sólo tres semanas para las elecciones en México que definirán el rumbo político del país, el crimen organizado opera de modo intenso a punta de balas para imponer a sus candidatos o eliminar a los que no les conviene. La barbarie está a niveles infernales ante la pasividad del gobierno. Las autoridades, incapaces e indolentes, recomiendan abrazos, chanclazos y fundirse con los criminales en afectuoso amor y paz. Esta es la sesuda estrategia oficial. Mientras, ríos de sangre corren por la República y cientos de hogares de aquellos que pretendían competir por un puesto de elección popular lloran a sus muertos. La brutalidad que a diario atestigua la sociedad es consecuencia de un gobierno incapaz además de frívolo. La imagen hacia el exterior es la de una nación bananera, donde los grupos criminales imponen su ley dentro de un Estado de derecho risible. Así la anarquía, así la cacareada "transformación” de México.

Add This: