Revire del 17 de mayo de 2022

Una de las grandes deudas del Estado mexicano es la desaparición de personas. Hay poco interés oficial en atender este problema que daña a numerosas familias y a la sociedad en general. Este lunes se rebasó la cifra de 100 mil ciudadanos desaparecidos que no han sido encontrados. La poca atención que el gobierno dispensa a un tema que duele profundamente a la nación, es realmente digno de condena. No hay excusa alguna que valga para no atender ese drama de forma seria y eficaz. La vida de cada mexicano es invaluable. Así debe entenderlo el presidente de México. No basta con discursos plenos de excusas y evasivas. Lo que las familias dañadas quieren es justicia y resultados. La población está harta de palabrería inútil y del menosprecio hacia quienes han sido afectados por la desaparición de algún ser querido. Se requiere mucho trabajo efectivo y menos demagogia.

Add This: