Revire del 15 de abril de 2021

Finalmente la mayoría de Morena y sus patiños de otros partidos aprobaron en el Senado la creación del Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil. Así, quienes pretendan adquirir este servicio, estarán obligados a proporcionar sus datos biométricos como son: huella dactilar, iris de los ojos, facciones del rostro y tono de voz. El pretexto del gobierno es que con esa medida pretende combatir las llamadas de extorsión y secuestro en el país. La polémica decisión causa ya mucha controversia, pues la ciudadanía en general y voces de especialistas en telecomunicaciones, derecho, acceso a la información y de protección a los Derechos Humanos, dudan que con esa modificación a la ley se abatan las extorsiones que, al decir de las autoridades, deja unos12 mil millones de pesos al año. Por el contrario, la población considera que se hará mal uso de su información y aumentará dicho delito. Por lo pronto, se espera una avalancha de amparos.

Add This: